El piso ideal para acompañar la mística de los bodegones

La excelencia en nuestro restaurante está basada en pilares sólidos. El primer lugar y por supuesto en la calidad y prestigio de nuestro menú, uno de los más completos y selectos en lo que a la oferta de comida española en Buenos Aires se refiere. Nos animamos a asegurar que somos líderes en nuestro rubro, no solo porque recibimos más y más clientes cada día, sino también porque contamos con la fidelidad de hombres y mujeres, que nos eligen una y otra vez después de conocernos. La variedad y buen gusto para servir nuestros platos, basados en paellas, mariscos, fiambres, cazuelas y lo más típico de la cocina mediterránea, tiene como complemento ideal el buen trato y el ambiente familiar que nos caracteriza, que remite a la tradición de los clásicos bodegones. Por supuesto, un ingrediente fundamental de nuestra atención a los clientes es nuestro ambiente único y especial que atrae a todo tipo de público.

Para lograr este aspecto tan particular, ponemos nuestro empeño permanente en mantener este estilo tan apreciado por los comensales. Parte importante de la arquitectura y la decoración de nuestro espacio es el piso, ingrediente fundamental de todo este armonioso engranaje. Para el bodegón nada mejor que los colores ladrillos, con algunos diseños arábigos o floreados. Por eso, acudimos a la compañías especializada,Crisolan,para no descuidar ningún detalle específico. Por ejemplo, información sobre propiedades relacionadas con la durabilidad, permeabilidad y características aislantes. En líneas generales, los profesionales destacan que el porcelanato es la mejor opción para áreas de alto tránsito y que deben estar siempre limpias y relucientes. En cambio, si se busca superficies más cálidas y aislantes del frío y la humedad, la madera o los pisos flotantes que la imitan son en principio, más recomendables

A la hora de evaluar las posibilidades desde el diseño, actualmente todos los materiales ofrecen gran cantidad de alternativas, por lo que, en este aspecto, la clase no resulta un limitante para el estilo final deseado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.