El agua que acompaña todos nuestros platos

Asistimos hace breve tiempo a una charla que dieron los especialistas en equipos de agua filtrada, Vitalis, quienes mencionaban que el agua es la única infusión ampliamente natural con la que contamos los seres humanos para consumir a diario, y ahí entendimos su importancia. Más en un sitio gastronómico como el nuestro.

Donde, además, nuestros clientes conocen cada vez más de la importancia de consumir agua mineral natural más allá de las bebidas exquisitas que eligen para maridar sus comidas, y la demandan.

Es el líquido que más pide nuestro cuerpo, aun cuando a veces no nos damos cuenta de eso hasta que nos sentimos deshidratados, y el único realmente esencial para mantenernos vivos. Además de permitirnos evitar muchas veces los atracones, funcionando casi como engaño al estómago mientras llegamos a la próxima colación. Por eso, su valor y relevancia es demasiada alta.

Lo entendimos así, y en pos de garantizarlo, también a la hora de salir a comer fuera de casa, la sumamos a la carta del restó.

Como Vitalis decía en su evento, el agua entre comidas es quien mejor quita la sensación de sed en platos salados o abundantes, oficia de hidratante y permite comer menos cantidades ya que tiene efecto saciante. También tiene una función clave en la deglución de la ingesta hasta su llegada al estómago.

No tenemos dudas de que tomamos una decisión inteligente y en línea con la calidad de vida que pregonamos en nuestros menúes. Vitalis, agua de mesa en hogares y empresas es quien mejor entiende a las personas que necesitan hidratarse de forma continua y segura, y gracias a su proceso de filtrado natural y cuidado, garantizan una sanidad absoluta sin presencia de olores o sabores extraños, con una calidad inigualable en nuestro país, ideal para incorporarla mientras se come.