¿Cuáles son los platos típicos de España?

Si hay que mencionar los sabores tradicionales de la gastronomía española, tenemos que empezar diciendo que su cocina es tan vasta como abundante y apetitosa. De norte a sur y de este a oeste, revaloriza en sus platos los aromas e ingredientes típicos de sus regiones más autóctonas.

Adentrarse en ella es darse el gusto de disfrutar de porciones únicas sin armar las valijas. Es que en todo restaurante de comida española es posible conocer la cultura gastronómica de este país a través de sus platos característicos, que se identifican por el uso de especias como el azafrán y el pimentón, el aceite de oliva, su pluralidad de verduras, carnes, pescados y cereales, que enriquecen decenas de preparaciones y las realzan.

No hay duda, uno de los platos modelo de la mismísima raíz de tierra española es la paella, con variaciones según el sitio, pero valenciana de nacimiento, incluye en su elaboración pollo, calamares, mejillones, chauchas, tomate, arroz de cuna portuaria, porotos pallar, pimiento verde, aceite de oliva, agua, azafrán, limón y sal, y se muestra como la más internacional de todas.

Pero no es la única, ¿cuáles son las comidas típicas de España?

 El cocido madrileño es otro de los favoritos, un clásico de la región de Madrid, la capital. Un plato que es estimado como uno de los encantos esenciales de la cocina del Ayuntamiento. Y que tiene historia: en sus orígenes era exclusivo de la clase obrera y campesina. Se trata de un guiso elaborado a base de garbanzos, verduras diversas como el repollo y carnes como aves, cerdo, chorizos o ternera. Muy similar al cocido andaluz de Sevilla.

El pulpo a la gallega es el supremo de Galicia. En toda romería, fiesta y feria gallega que se precie de tal se debe encontrar, también en nuestro rincón. Aun cuando suene a difícil, es un plato de lo más simple de elaborar y muy exquisito. Se cuece en olla hasta que quede tierno y luego se degusta trozado en rodajas bañado en aceite de oliva, sal y pimentón dulce por encima.

Bacalao a la gallega. Seguido del pulpo, este es otro manjar que no falta en suelo marítimo. Es una de las recetas añejas más comunes y amadas de Galicia, sobre todo en Pascuas. Un pescado en lomo que se acompaña con papas, y salsa de coliflor, ajo, aceite, pimentón dulce y ramito de perejil. Un manjar a los sentidos que pide repetir.

Tortilla de patatas. Originaria de Badajoz, es identidad absoluta de la gastronomía española, con o sin cebolla rehogado a gusto y chorizo, patatas previamente algo cocidas o fritas recubiertas con huevo batido, previo horno. Es el acompañamiento de cualquier picada, tapa o plato principal, también en países sudamericanos. 

Mejillones a la parmesana. Los moluscos gallegos no pueden estar ausentes. Galicia produce unas 35 mil toneladas al año, y por eso no faltan en ninguna entrada, mariscada o arroz de mar. Si quieres conocer más puedes entrar aquí. Son tan típicos como adorados a la hora de picar algo. Pan blanco y queso, ralladura de limón y perejil finamente picado, unido a un saltado de cebolla y ajo, que luego dora en horno, logrando un plato saludable y liviano.